dis-tintas


y las rosas
y los cielos
siempre inevitables
provocando la dicha
el insolente deshielo 
de los corazones 
y las primaveras
pero vos y yo
descendiendo contracorriente
a ras del aire
a tientas
sin velos ni ademanes
deslizando el roce del abismo
mariposas atrapadas
hasta el fondo del ser
donde te leo y me miro
y aún así no despierto
sólo este equinoccio a contramano
que no desamordaza el grito
ni siquiera un húmedo bostezo
este vuelo solitario y desmedido
ombligo de mi misma
a contra vida
perseguida  de soles
y de fuegos

                                                    a Ivana Alvarez,
                                                   por su poema  21 de septiembre
©Germana Martin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada